Invertir en departamentos v/s otros negocios

Pensar en el “yo” del futuro no es fácil. La mayoría de las personas piensa más en el hoy, en lo que quiere en el momento, y gracias a este pensamiento terminamos gastando el dinero en cosas que muchas veces no dejan nada para el futuro (a veces ni siquiera te dejará algo que dure más de un año). Todo se ha vuelto desechable, pero ¿en qué momento debemos empezar a preocuparnos?

Cuida tu inversión

Una de las principales ventajas de tener un departamento bajo arriendo es que la gran mayoría de los gastos los pagará el arrendatario, incluido el dividendo mes a mes. El dueño sólo deberá pagar las contribuciones (cuatro veces al año, monto que dependerá del valor del inmueble) y uno que otro gasto que la administración fije para alguna mejora dentro de la comunidad.