Invertir en departamentos v/s otros negocios

Pensar en el “yo” del futuro no es fácil. La mayoría de las personas piensa más en el hoy, en lo que quiere en el momento, y gracias a este pensamiento terminamos gastando el dinero en cosas que muchas veces no dejan nada para el futuro (a veces ni siquiera te dejará algo que dure más de un año). Todo se ha vuelto desechable, pero ¿en qué momento debemos empezar a preocuparnos?

Cuida tu inversión

Una de las principales ventajas de tener un departamento bajo arriendo es que la gran mayoría de los gastos los pagará el arrendatario, incluido el dividendo mes a mes. El dueño sólo deberá pagar las contribuciones (cuatro veces al año, monto que dependerá del valor del inmueble) y uno que otro gasto que la administración fije para alguna mejora dentro de la comunidad.

Consejos para encontrar un buen arrendatario

Cuando todo el esfuerzo que has hecho para lograr comprar tu departamento ha dado frutos, lo natural es querer descansar y ver florecer tu inversión. En este rubro inmobiliario, el equivalente a ese deseo sería sentarse a ver cómo el departamento se autofinancia. En otras palabras, queremos que el arriendo vaya directo a pagar el dividendo, ojalá sin necesidad de poner dinero extra de nuestro bolsillo.

Administración Brickop: departamentos y edificios

Además de ayudar a nuestros clientes a conseguir buenas tasas de interés, gestionar el pago del pie en cuotas y cerrar contratos con las mejores inmobiliarias del país, la misión de Brickop es simplificar la vida de los inversionistas y acompañarlos en el proceso mensual de arrendar sus departamentos, asistir los inconvenientes que pudieran aparecer en el camino y, sobretodo, mantener todas las unidades arrendadas para que así este activo se autofinancie en el tiempo.